10 Consejos para organizar con éxito tus vacaciones en familia

Si lo has hecho anteriormente, ya lo sabrás: recorrer mundo junto a los más pequeños es una experiencia completamente diferente a lo que estamos acostumbrados. Viajar con niños implica una adaptación a sus horarios, un gran extra de diversión y una total seguridad para disfrutar con tranquilidad.

Y aunque pueda parecer complicado, viajar con ellos hace de las vacaciones en familia una vivencia inolvidable que recordar. ¿Estás organizando vuestro viaje? Aquí van los 10 mejores consejos para recordar tus vacaciones familiares con una enorme sonrisa:

 

  • Busca el destino perfecto

Encuentra un destino seguro a la par que entretenido, donde toda familia pueda disfrutar con tranquilidad. Un destino que combine naturaleza, ciertas comodidades y atracciones infantiles es la opción ideal.

 

  • Adapta el viaje a los niños

Prepara un viaje compatible con los horarios, necesidades e inquietudes de los más pequeños. Olvida los grandes museos, las largas jornadas de compras o los itinerarios súper cerrados: ajusta el viaje a los horarios de tus niños (y no al revés) y disfruta del momento.

 

 

  • Simplifica el equipaje

  • Sin obviar las necesidades de los reyes de la casa, apuesta por llevar lo justo y necesario. Será una fantástica de enseñar a tus hijos el sabio aprendizaje de que menos es más.

 

  • Lleva botiquín de emergencia

    Incluye un pack de primeros auxilios y medicinas básicas. Aunque lo más probable es que nunca lo uses, en infinidad de ocasiones una simple tirita es la mejor salvación.

 

  • Busca actividades solo para ellos

  • Dedica un par de días a actividades exclusivamente para ellos, y date el gusto viéndolos disfrutar: parques acuáticos, de atracciones, recorridos multi-aventura, paseos a caballo, actividades culturales especializadas…

 

  • Comparte el viaje con otras familias

  • Organizar tu viaje en conjunto a otra familia suele convertir las vacaciones en una experiencia más divertida para todos. Los niños se entretendrán jugando a su aire, y los padres, sentiréis más libertad y sensación vacacional (¡algo que también es importante!).

 

  • Viaja lento

  • Cuando se viaja con niños es fundamental dejar margen a la improvisación. Olvida todo tipo de planificación cerrada y decide cada día según lo que os apetezca. Inspiraros en la filosofía del slow tourism: intentad fundiros con el destino, sed curiosos con su cultura y vividlo como si de locales se tratara.

 

 

  • Educa mientras viajas

  • Viajar es una de las formas más impresionantes de aprendizaje, y siendo niño, el impacto es aún mayor. Aprovecha esta oportunidad para profundizar con tus hijos en los valores de respeto, multiculturalidad o sostenibilidad.

 

  • Disfruta de un alojamiento familiar

  • Hoy en día existen millones de opciones optimizadas para toda la familia: hoteles resort, casas rurales, apartamentos privados… Pensad qué tipo de alojamiento os apetece más y reservad según vuestros gustos y necesidades.

 

  • Inmortaliza el momento

  • No olvidéis fotografiar los grandes momentos. Será un recuerdo lleno de sensaciones que, con total seguridad, os encantará revivir según pasan los años.

 

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *