7 Razones por las que viajar por el Mediterráneo es relajante

Todos sabemos que el Mediterráneo alude a un mar y a la región que se baña en sus aguas. Lo que no todo el mundo sabe es que el Mediterráneo significa mucho más, representando toda una filosofía que engloba una cultura milenaria, un clima que roza la perfección, una variedad gastronómica tan propia como ejemplar y un estilo de vida muy particular.

Ya lo decía el escritor y periodista de viajes Javier Reverte: «el Mediterráneo español es el mejor lugar para relajarse. […] El clima es estupendo, no hay apreturas, la comida y las infraestructuras son excelentes. Y la gente, divertida y amable”.

Enamorado de su cultura, alegría, paz y buen clima, Reverte alaba las playas de la costa mediterránea y las montañas desnudas. E inspirándonos en las palabras del escritor, en este post desvelamos las siete razones por las que el Mediterráneo es tan relajante.

  1. Un clima templado donde el sol brilla casi todo el tiempo, los inviernos son dulces y los veranos agradables, con temporadas de entretiempo mucho más que maravillosas.
  2. Su infinidad paisajes de ensueño: calas vírgenes, playas paradisíacas, vegetación frondosa o cordilleras de renombre que se convierten, día tras día, en escenario de increíbles atardeceres.

  1. Una rica cultura milenaria, construida desde tiempos ancestrales por egipcios, fenicios, griegos, cartagineses o romanos, y que desde entonces, ha acogido artistas e intelectuales de todos los géneros y épocas, siendo hoy en día epicentro de tendencias de todos los brazos de la cultura.
  2. Una gastronomía exquisita, conocida como la dieta mediterránea por englobar un estilo de alimentación saludable y equilibrado en el que las frutas, verduras, legumbres, carnes y pescados frescos son protagonistas, acompañados del mejor aceite del mundo: el oliva virgen extra de la tierra.

  1. La belleza de sus ciudades más emblemáticas, como Palma de Mallorca, Florencia, Barcelona o Santorini, llenas de historia y magnificencia en cada rincón; así como el encanto de los pueblos de puertas azules, paredes blancas y suelo empedrado por donde el tiempo parece no pasar.

  1. Su gente llena de gracia y calma. Personas de mente abierta, alegres y creativas, que con una sonrisa fija, son uno de los valores más agradables de descubrir.
  2. Un estilo de vida muy particular, que con ritmo tranquilo invita a disfrutar de una copa de vino frente al mar, de la belleza de sus plazas, calles y monumentos, de los mejores sabores del mundo o de la magia de los atardeceres desde la calma de cualquier playa.

Porque el estilo de vida mediterráneo es, en definitiva, la mejor forma de vivir y degustar los pequeños placeres del día a día.

¿Te gustaría seguir descubriendo poco a poco esta cultura? Echa un vistazo a los destinos más tranquilos del Mediterráneo para seguir inspirándote sobre esta relajante filosofía.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *