Destinos tranquilos

Al cerrar los ojos e imaginarnos disfrutando de unas vacaciones tranquilas hay algo que, sencillamente, no puede faltar: buenas temperaturas, una suave brisa, la humedad perfecta… Efectivamente, está científicamente comprobado que el relax y el buen clima van de la mano, y basta una pequeña dosis de rayos de sol para dar muestra de ello.

En busca de este efecto tan beneficioso, este post lo dedicamos a una selección de destinos tranquilos con buen tiempo para celebrar las vacaciones y viajar siguiendo únicamente el ritmo que marcan el amanecer y el atardecer.

Las Islas Canarias

Conocidas como las islas afortunadas, su clima subtropical las convierte en el paraíso de “la eterna primavera”. El archipiélago, situado en pleno océano Atlántico y muy cerca del continente africano, está compuesto por siete islas, que ordenadas de occidente a oriente son El Hierro, La Gomera, La Palma, Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote, que cuenta con la pequeña isla de La Graciosa. Las Islas Canarias sobresalen por su salvaje naturaleza volcánica y por los contrastes en su geografía, y cada isla es única y tiene su propia singularidad. El clima es templado durante todo el año, más húmedo en las islas occidentales y más seco en las orientales, más cálido en verano y suavizado por los alisios, su propia brisa marina. Eso sí: hay que ir preparados para bañarse en unas aguas más que heladas.

El Caribe

Los países del sur y el centro de América son los dioses del verano sinfín. Y si, además, sus costas se bañan en el caribe… el paraíso está más que garantizado. Ellos, conocedores de esto, amplifican la experiencia dulcificándola con hoteles de los que no querer marchar nunca, hamacas de ensueño y cócteles 24/7. Los destinos más destacados son la República Dominicana, Riviera Maya o Cancún en México, Cartagena en Colombia o, si apetece buscar un enfoque todavía más auténtico, la mismísima Habana y Varadero en Cuba. En todas estas zonas es recomendable planear el viaje con tiempo y evitar las temporadas de lluvias y tifones.  

El Mediterráneo

Si buscamos destinos tranquilos y con buen clima, el mar Mediterráneo alberga rincones capaces de dejarnos sin respiración. El conocido “Mare Nostrum” (Mar Mediterráneo) baña las costas de las islas de Malta, Sicilia, Cerdeña, Córcega, Chipre, las Islas Baleares, las Islas Jónicas, las Cícladas, las del Dodecaneso y las del Egeo, además de idílicos puertos como Marsella, Génova, Alejandría o la Costa Brava. Cualquiera de estos lugares comprende una belleza merecedora de la más impactante postal, y sus temperaturas suaves los convierten en uno de nuestros preferidos para aunar buen tiempo y tranquilidad.

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *